Prostitutas y alcohol en la embajada de EE.UU. en Kabul

Categoria Noticias, Sucesos | 03-09-2009

Escándalo en la embajada de Estados Unidos en Afganistán. Las juergas de los guardias de seguridad contratados para proteger al personal diplomático de Washington en Kabul protagonizan una polémica que ha llegado hasta el despacho de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, por su “comportamiento inmoral”. ¿Pruebas? Las fotos de los fornidos guardias simulando sexo anal, bebiendo, desnudos, aportadas por la ONG Project On Government Oversight (POGO).
Los agentes se mean los unos a los otros y comen patatas fritas directamente del culo. Así son las imágenes que el grupo ha mostrado, junto con una carta con todo tipo de detalles, a Clinton, quien ha ordenado una investigación sobre las actividades de esta pandilla rebelde y sus borracheras, que además de alcohol han incluido protitutas.

La carta de Pogo a la secretaria de Estado es muy gráfica. “Tienen un grupo de depredadores sexuales. La mayoría parece que se muestra voluntario, pero aquéllos que no querían beber vodka eran penalizados y encerrados en su habitación”.
También describen cómo los abusos se extendían al personal local. “Un afgano empleado en el servicio de comida en la base de Camp Sullivan envió una declaración el 16 de agosto de 2009, asegurando que cinco agentes entraron en el comedor el 1 de agosto, llevando sólo calzoncillos y botellas de alcohol. Antes de irse el supervisor le agarrón la cara al afgano y le espetó: “Eres muy bueno para tener sexo”. El empleado afgano tuvo tanto miedo que ni le contestó.

“Estas son alegaciones muy serias y así es como las vamos a tratar”, apuntó el portavoz del Departamento de Estado, Ian Kelly, sobre una foto que evidencia “el clima de miedo y coerción” dentro del grupo de agentes de la empresa privada ArmorGroup North America (AGNA), que pertenece a Wackenhut Services y está formada por soldados mercenarios contratados para dar seguridad a la embajada en Kabul.
La revelación salió de los propios agentes, que contactaron con POGO para denunciar el abuso a empleados afganos de la embajada y el miedo entre los que no participaban en las novatadas.

Las autoridades prometen ahora investigar este asunto, pero los medios estadounidenses ya están denunciando que el Departamento de Estado conocía todos los detalles y de hecho investigaba a ArmorGroup desde que comenzó su contrato, en julio de 2007, cuando se conoció que el trabajo de los agentes dejaba mucho que desear.
También un informe del Senado relacionado con este asunto detalla problemas como el hecho de que “los guardias actuaban como niños, abandonando sus puestos”. El reporte describía el escenario como “un caso de estudio sobre cómo la falta de supervisión puede tener como resultado una pobre ejecución”.
El propio portavoz Kelly confirmó este punto ayer en una rueda de prensa. “Hemos observado de cerca a esta organización desde hace algún tiempo. Ya les hemos hecho llegar algunas deficiencias, pero en este momento no puedo contestar si han tomado alguna medida con respecto a esta carta”.

El departamento de Estado que ahora dirige Clinton protestó sobre este punto en 2008, justo antes de que el Senado también encontrata problemas, como el hecho de que abandonaran sus puestos. Pero a pesar de todas estas irregularidades, el contrato continió y se renovó a principios de este verano.
En marzo de 2009 los agentes privados eran el 57% de las fuerzas del Pentágono en Afganistán.

fuente: abc.es

Comentarios:

Hay (135) Comentarios para Prostitutas y alcohol en la embajada de EE.UU. en Kabul

Escribe un comentario

Tienes que registrarte para escribir un comentario.